05 septiembre 2006

Anoche soñé que volvía a Manderlay...

En 1940 y tras realizar “Posada Jamaica”, tal vez la más atípica de sus películas, Alfred Hitchcock aterriza en Hollywood para trabajar en su primer proyecto americano.
Contratado por David O. Selznick, Hitchcock aprovecha que por fin puede permitírselo económicamente y elige una novela de Daphne du Maurier que quería adaptar hacía tiempo pero cuyos derechos no se podía permitir – de du Maurier eran también “Posada Jamaica” y “Los Pájaros”, que Hitchcock adaptó 23 años después-.

“Rebeca” no es, ni mucho menos, una de las películas emblemáticas de Hitchcock, ni siquiera es una de mis favoritas, sin embargo es una película muy especial dentro de la filmografía de Hitchcock por diversas razones.

No sólo marcó el comienzo de la etapa americana de Hitchcock, sino que fue una de sus películas con mayor número de nominaciones a los Oscars –once en total- y la única de toda su filmografía en recibir el premio a la mejor película. Este Oscar, además, supuso el segundo premio consecutivo para el productor David O. Selznick, que ya lo había ganado el año anterior por “Lo que el viento se llevó”.

La película arrasó y aquí, en España, su éxito fue tal que empezó a llamarse rebecas al tipo de chaquetas que luce la protagonista y eso, a pesar de que Rebeca es el nombre de un personaje que no aparece ni un solo momento en pantalla; a la sufrida protagonista, ni Daphne du Maurier, ni los guionistas, llegan a darle nombre propio en ningún momento.
Y como sé que el tema de la etimología de la palabra rebeca ha sido motivo de discusión con anterioridad y varias de mis amistades se han permitido el lujo de ponerlo en duda e, incluso, mofarse de mi teoría, aquí dejo la definición de la Real Academia, ésa que limpia, pule y da esplendor:

rebeca.
(Del n. p. Rebeca, título de un filme de A. Hitchcock, basado en una novela de D. du Maurier, cuya actriz principal usaba prendas de este tipo).
1. f. Chaqueta femenina de punto, sin cuello, abrochada por delante, y cuyo primer botón está, por lo general, a la altura de la garganta.

Tal que así, vaya...

Etiquetas:

12 Comments:

Blogger LuTHieR said...

¿Y cuáles son tus favoritas de Hitchcock, a ver? :P

12:51 p. m.  
Blogger fridwulfa said...

Está bien, picaré, es jorobado, es complicado, tendré que pensarlo con detenimiento, pero sin duda en el número uno te puedo decir ya que está "Con la muerte en los talones", imbatible.

12:57 p. m.  
Blogger LuTHieR said...

<escondiéndose por si acaso>"Con la muerte en los talones" precisamente es una de las que aún no he visto, fíjate</escondiéndose por si acaso>

1:07 p. m.  
Blogger fridwulfa said...

Jajajaajaja. INCREIBLE, NO TE PUEDO CREER.

La segunda de la lista es, sin duda "La sombra de una duda"

1:08 p. m.  
Blogger LuTHieR said...

Los comentarios no me dejan cambiar el tamaño de texto, así que tendrás que imaginártelo xD:

<pequeñito>Tampoco la he visto 0:-)</pequeñito>

1:27 p. m.  
Anonymous El Gabacho estuvo el año pasado en... Manderlay said...

Wauuuuuuuuuu!!!
Enhorabuena por tu nuevo blog dedicado NO a la Historia del cine sino a LAS historias del cine.
Y el post de Rebeca un lujazo para abrir boca.
Gracias pues, porque por fin podré decirle a mi queridisima madre de donde viene esa maldita palabrita: REBECA que tanto usa ella. Que mas de una discusión tuve yo con el temita.

Estoy contigo: Con la muerte en los talones es seguramente la mejor y la mas genuina. La pelí de mi infancia. Mi primer amor cinematografico (yo con 7 años): Eva Marie Saint. Y que música! Soy capaz de tararear la melodia de Hermann en las secuencia del encuentro en el tren. Increible peor cierto.
Y Que final! Ahi estabamos mi hermano y yo repitiendo la secuencia del Monte Rushmore mil y una vez en los toboganes del parque.

Y luego, mi preferida es Encadenados.J'adoreeeeeeeeee!

Felicidades de nuevo.

Besotes mil.

12:31 a. m.  
Anonymous Gabacho al cuadrado said...

Por cierto se dice que tanto Joan Fontaine como su hermana (Olivia de Havilland, of course) tenían un coeficiente intelectual de quitar el hipo, vamos que eran superdotadas... al igual que Sharon Stone.

Eso dicen.

12:37 a. m.  
Blogger fridwulfa said...

Se dice bien, sí. Joan Fontaine tiene un C.I de 160, que se dice pronto.

1:06 a. m.  
Blogger grainne said...

Quién duda de tí, vamos a ver! si es que hay gente que no aprende...

Con la muerte en los talones y La ventana indiscreta. Y, bueno, cualquiera con Cary Grant.

6:11 p. m.  
Blogger Awake at last said...

Eres mala, Frid, sabes CUÁNTO me... solivianta sir Larry en esa película, esta noche no podré dormir, grgrgrgr...

6:55 p. m.  
Blogger fridwulfa said...

Pufff. Tienes que verle en una película que hizo durante la guerra, con Raymond Massey y Leslie Howard, en la que hace de LEÑADOR quebecois... jajaja. Está tremendo.
"49th Parallel" en español titulada "Los Invasores". Para morirse, de verdad.

1:18 a. m.  
Blogger Awake at last said...

Oído cocina, en cuanto vuelva definitivamente a Ono City la pongo a bajar, XD

(aunque parecer más varonil que Leslie Howard tampoco tiene demasiado mérito, para qué nos vamos a engañar, }:-)

11:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home